¿Para qué usan los católicos sus redes sociales?

  • Posted: 15/05/2015

¡Ya llegó la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales# JMCS2015!  ¿Para qué usan los católicos sus redes?

Facebook, twitter, Youtube, Instagram, Snap chat… las redes sociales están en todas partes, incluso las grandes marcas en sus comerciales ya no ponen el antiguo mensaje de “come frutas y verduras” sino ¡síguenos en twitter!

Son cada vez más los adultos que se unen a la tendencia de los jóvenes de compartir sus ideas, sentimientos y proyectos con audiencias más grandes que nuestro pequeño y real círculo de familia y amigos.

¿Para qué usan los católicos las redes sociales? Para lo mismo que lo usan todos los demás: videos graciosos, chistes, frases inspiradoras, fotos de salidas con amigos, alguna que otra noticia. Estas redes tienen grandes beneficios así como peligros, pero de esto hablaremos más adelante.

La Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales nos ofrece la gran oportunidad de reflexionar el rol de los católicos en la comunicación; y  es que la tarea de comunicar no es exclusiva de periodistas o comunicólogos, TODOS tenemos la misión de transmitir el amor de Dios, y esa es una tarea obligatoria pero voluntaria o involuntariamente ignorada por los católicos.

Este año el Papa Francisco ha elegido como tema central de la JMCS 2015 a la familia. Y es que si compartimos en nuestro Facebook la foto del helado que nos hace feliz, ¿por qué no compartir la alegría que nos produce compartir con nuestra familia?

Remedio para problemas y tristezas

Prendes la televisión y te ofrecen un remedio infalible para bajar de peso, curar una enfermedad o ser exitoso en la vida, ¿pero no es acaso la familia el lugar central donde podemos encontrar las bases sólidas para adquirir buenos hábitos alimenticios, donde se reciben cuidados o te enseñan las claves para ser exitoso? ¡Y si ya sabemos cuál es el mejor “remedio” por qué no somos promotores de la familia! Recuerda, comunicar es tarea de todos.

El Papa Francisco en su mensaje para esta Jornada nos dice que Además, en un mundo donde tan a menudo se maldice, se habla mal, se siembra cizaña, se contamina nuestro ambiente humano con las habladurías, la familia puede ser una escuela decomunicación como bendición.(¿Y no están llenas las redes de críticas, ofensas, maldiciones, negatividad, chismes…? ¿Cuál es la propuesta católica al respecto?)

Y hablando de los peligros y ventajas nos resalta que Hoy, los medios de comunicación más modernos, que son irrenunciables sobre todo para los más jóvenes, pueden tanto obstaculizar como ayudar a la comunicación en la familia y entre familias. La pueden obstaculizar si se convierten en un modo de sustraerse a la escucha, de aislarse de la presencia de los otros, de saturar cualquier momento de silencio y de espera, olvidando que «el silencio es parte integrante de la comunicación y sin él no existen palabras con densidad de contenido» (Benedicto XVI, Mensaje para la XLVI Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, 24 enero 2012). La pueden favorecer si ayudan a contar y compartir, a permanecer en contacto con quienes están lejos, a agradecer y a pedir perdón, a hacer posible una y otra vez el encuentro. Redescubriendo cotidianamente este centro vital que es el encuentro, este «inicio vivo», sabremos orientar nuestra relación con las tecnologías, en lugar de ser guiados por ellas. También en este campo, los padres son los primeros educadores. Pero no hay que dejarlos solos; la comunidad cristiana está llamada a ayudarles para vivir en el mundo de la comunicación según los criterios de la dignidad de la persona humana y del bien común.

Así que no dudes y acepta el reto que nos hace el Papa “volver a aprender a narrar, no simplemente a producir y consumir información”

La familia no es una ideología que deba ser simplemente atacada o defendida, sino VIVIDA. De nada sirve defenderla si no comunicamos realmente con nuestro ejemplo, comentarios auténticos y experiencia lo que es una familia. No se vale crear cuentos, acordarnos de nuestra familia el día de la madre, padre o del abuelo.

La familia es un lugar de amor, encuentro, protección; escuela del perdón y amistad; campo donde se practica la generosidad, paciencia y entrega. ¡Comunica, comunica, comunica que este mundo lo necesita!

¿Y tú, qué compartes en tus redes?

Share:

Contáctanos

Tú también puedes evangelizar las redes sociales

Escríbenos a juventud.catolik@gmail.com
Facebook: JuventudCatolik
Twitter: @JuventudCatolik

Contáctanos

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…